jueves, 24 de septiembre de 2009

Dentición Temporal y DefinitivA


Conocida también como dentición de leche, dentición infantil o dentición primaria.

Es el primer juego de dientes que aparecen durante la ontogenia de humanos y otros mamíferos. 

Se desarrollan durante el periodo embrionario y se hacen visibles (erupción dentaria) en la boca durante la infancia. 

Son generalmente sustituidos, tras su caída, por dientes permanentes, aunque, en ausencia de ésta, pueden conservarse y mantener su función algunos años.

La aparición de los primeros dientes suele ser a los 6 meses y se prolonga aproximadamente hasta los 30 meses, aunque hay bebés que tienen el primer diente a los tres meses o retrasan la salida hasta cumplir el año.

 Cada diente debe de salir a una determinada edad, aunque variaciones de 6 meses a 1 año pueden considerarse normales. 

La adecuada secuencia de erupción y la correcta posición de estos dientes en las arcadas tendrá una importancia decisiva en el desarrollo de la cara del niño.

 Generalmente en la DT pueden observarse espacios entre los dientes, que permitirán posteriormente el alojamiento correcto de la dentición definitiva de mayor tamaño.



La cronología aproximada de aparición es la siguiente:

6 a 9 meses: incisivos centrales inferiores.

9 a 10 meses: incisivos centrales superiores.

10 a 11 meses: incisivos laterales superiores.

11 a 12 meses: incisivos laterales inferiores.

12 a 14 meses: caninos inferiores y superiores.


14 a 24 meses: primeros y segundos molares inferiores y superiores.

Las funciones de los dientes temporales son:
Preparar el alimento para su digestión y asimilación en etapas en las que el niño está en máximo crecimiento.
Sirven de guía de erupción: mantienen el espacio para la dentición permanente.
Estimulan el crecimiento de los maxilares con la masticación.
Fonación: los dientes anteriores intervienen en la creación de ciertos sonidos.
estética.

Las alteraciones mas frecuentes de la dentición temporal serán similares a las de la permanente, pero en el caso de la DT será importante su tratamiento, para evitar problemas posteriores. 

• Caries: deberán ser obturadas, salvo inminente recambio, de forma similar a las obturaciones de los dientes permanentes. 

• Traumatismos: serán tratados mediante la reconstrucción de la pieza o con un mantenedor de espacio si se precisa 

• Malposiciones y alteraciones de tamaño, número, forma, color y estructura de los dientes: requerirán ortodoncia funcional. 

En el cuidado y control de la dentición temporal: 

Se debe incluir los siguientes aspectos: 
• Cepillado, lo más correcto posible. 
• Aplicación de flúor, mediante pastillas o en colutorio según el caso. 

• Colocación de selladores de fisuras, para prevenir caries. 

• Control de la dieta, evitando azúcares, alimentos pegajosos, etc. 
• Revisiones periódicas al dentista. 


No hay comentarios: