miércoles, 23 de septiembre de 2009

Las EncíaS

Es el tejido de la boca que recubre parte de los dientes y el hueso donde se encuentran colocados éstos.
Es una fibromucosa formada por tejido conectivo denso con una cubierta de epitelio escamoso queratinizado que cubre los procesos alveolares y rodea a los dientes
Ayuda a mantener fijos los dientes a los maxilares.
Facilita el deslizamiento de los alimentos evitando que se depositen sobre los dientes.
Da buena apariencia a los maxilares.

La encía sana es de color rosado pálido y tiene una forma dada por el hueso y los dientes y la parte que se encuentra entre diente y diente es triangular, móvil y se llama papila.
Se habla de encía marginal, encía insertada y encía alveolar, según la zona bucal donde se encuentra. 
La encía marginal o Libre rodea a los dientes en forma de collar y se haya demarcada de la encía insertada adyacente por una depresión poco profunda llamada surco marginal. 

De un ancho aproximado de 1mm

El surco en su zona más apical está adherido al diente por la denominada adherencia epitelial.

La encía insertada, es más firme y resistente a las presiones, sin surgir deformación debido a la estrecha unión con el cemento y hueso alveolar subyacentes.

Se continua con la mucosa alveolar de la que la divide la línea mucogingival. 

Por la superficie lingual termina en el surco sublingual donde se junta con el piso de la boca, y en la superficie palatina se une imperceptiblemente con la mucosa del paladar.

La encía interdentaria; se encuentra situada entre las superficies interproximales dentarias. 

Tiene 3 posiciones: dos de ellas son la papila vestibular y la papila lingual o palatina, y la tercera es la depresión o valle entre ellas llamada col o collado. 

Cada papila tiene forma de pirámide triangular con 3 caras y 3 bordes.

Está formada por epitelio estratificado escamoso muy queratinizado, su lámina propia o tejido conectivo es más denso que el de la encía marginal. 

El ancho de esta encía va de 1 a 9 mm de molares a incisivos. 

Posee una característica muy particular llamada puntilleo que se aprecia mejor al secar la encía y varía de una zona a otra, de una persona a otra y con la edad ya que aparece alrededor de los 5 años y desaparece en la vejez.

La encía es componente del periodonto.
La encía puede llegar a inflamarse debido a una mala higiene dental, pudiendo afectar el tejido gingival y en un caso más severo al hueso que sostiene los dientes.
La principal causa de la enfermedad de las encías es la "placa bacteriana", que es una capa pegajosa e incolora que constantemente se forma y adhiere alrededor de los dientes. 
La limpieza diaria es esencial para remover la placa y mantener una boca saludable.


Si no se remueve la placa, se endurece y se convierte en un depósito rugoso llamado cálculo o tártaro.
Las toxinas (veneno) producidas por las bacterias en la placa irritan las encías. 
Las toxinas destruyen tejidos de soporte alrededor de los dientes. 
Las encías se aflojan se aflojan y se separan de los dientes, formando bolsas que se llenan con más placa bacteriana.
A medida que la enfermedad progresa, las bolsas se vuelven más profundas.
La placa se desplaza hacia las raíces de los dientes.
El hueso que sostiene al diente puede sufrir daños permanentes. 
A menos que se traten oportunamente, los dientes afectados pueden aflojarse y hasta  caerse.

 

No hay comentarios: