martes, 3 de noviembre de 2009

El embarazO y las encíaS

En el embarazo, puede haberse n notado que sus encías le están molestando más de lo usual.
El sentir dolor o sensibilidad en sus encías, o si sangran cuando se cepilla los dientes o cuando se pasa el hilo dental, podría estar desarrollando una condición médica conocida con el nombre de gingivitis del embarazo.
La gingivitis del embarazo es muy común que surja durante el embarazo - no obstante - si la misma no es tratada adecuadamente podría traer como consecuencia complicaciones con su embarazo.
Si notara alguno de los síntomas de la gingivitis del embarazo, es sumamente importante que visite a su dentista, a fin de someterse al tratamiento adecuado.
La gingivitis es más comúnmente conocida como: enfermedad de las encías.
La misma es provocada por la formación de una placa pegajosa que se acumula en sus dientes y en sus encías, y puede provocar que sus encías se inflamen y le duelan, e incluso puede causar hemorragias.
La gingivitis también podría provocar que el hecho de cepillarse los dientes o de usar el hilo dental se transforme en algo muy doloroso.
La gingivitis es una de las primeras etapas de un tipo de enfermedad de las encías extremadamente grave, llamada: enfermedad periodontal.
Si no se la tratara a tiempo, progresaría hasta transformarse en enfermedad periodontal, la cual podría causar daño irreversible en sus encías y en sus dientes.
La gingivitis del embarazo es simplemente un tipo de gingivitis que surge durante el embarazo.
Más del 50% de todas las mujeres embarazadas experimentan alguna forma de gingivitis del embarazo.
A pesar de que la gingivitis es una enfermedad preocupante, usualmente no trae aparejado riesgo alguno, a menos que no se la trate a tiempo.
Si la gingivitis del embarazo progresa hasta convertirse en enfermedad periodontal, la misma podría incrementar su riesgo de entrar en trabajo de parto pretérmino.
Existen un gran número de factores causantes del desarrollo de la enfermedad de las encías durante el embarazo.
Una de las razones está dada por el incremento del flujo sanguíneo.
Durante el embarazo, el flujo sanguíneo se incrementará entre un 30% y un 50%.
Ésto sucederá para asegurarse de que su bebé pueda abastecerse de los nutrientes necesarios para crecer y desarrollarse saludablemente.
Desafortunadamente, este incremento del flujo sanguíneo también puede causar que sus encías se inflamen y le duelan.
El aumento de sus niveles hormonales también podría jugar un papel sumamente importante en el desarrollo de gingivitis del embarazo.
Estos altos niveles hormonales hacen que sus encías y sus dientes se vuelvan más sensibles a las bacterias que se ocultan en la placa.
Ésta es una de las razones por las cuales la gingivitis es tan común durante el embarazo.
Las náuseas matinales también pueden contribuir en menor grado a desarrollar gingivitis del embarazo.
Muchas mujeres descubren que no pueden soportar el olor o el sabor de la pasta dental, dificultándoles de esta manera el hecho de mantener una correcta higiene bucal.
El incremento de los vómitos durante el embarazo también puede perjudicar sus encías.
El vómito contiene ácido estomacal, el cual puede llegar a carcomer el tejido de sus encías y el esmalte de sus dientes; haciendo que su boca se vuelva mucho más sensible.
Existen algunos síntomas de la enfermedad de las encías que tendría que tener en mente.
Si llegara a notar alguno de estos síntomas, es importante que busque someterse al tratamiento adecuado lo más pronto posible.
Encías sensibles e inflamadas.
Encías enrojecidas o de color rojo-violáceo.
Encías que se ven muy brillosas.
Hemorragia en las encías luego de cepillarse los dientes o de usar hilo dental.
Persistente respiración inadecuada.
Sentir un sabor desagradable en la boca, el cual no desaparece.
Llagas en la boca.
A veces, la enfermedad de las encías puede provocar la formación de ampollas o llagas en las encías.
No existen curas para erradicar la enfermedad de las encías auqnue los daños causados por la misma - a veces - pueden revertirse o detenerse.
Todas las mujeres embarazadas deberían recibir al menos dos limpiezas dentales durante sus embarazos.
Ésto ayudaría a reducir sus posibilidades de desarrollar gingivitis del embarazo o enfermedad periodontal.

No hay comentarios: