miércoles, 4 de noviembre de 2009

LAS ENFERMEDADES CARDIACAS Y SU RELACIÓN CON LAS ENFERMEDADES PERIODONTALES



Las enfermedades de las encías podrían ser un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración.Según esta entidad, que agrupa a odontólogos y estomatólogos, en las placas de ateroma vasculares de personas cardiacas se han encontrado porphyromona gingivalis y otros gérmenes causantes de enfermedades periodontales.
Y cada vez hay más pruebas que avalan la existencia de asociaciones entre el riesgo de periodontitis y las enfermedades cardiovasculares. El término periodontitis agrupa a enfermedades inflamatorias que afectan a los tejidos de alrededor del diente (periodonto) y que fijan el diente al tejido óseo que rodea las raíces dentales.
Patologías que suelen ser crónicas y con brotes periódicos de destrucción causados por bacterias que habitualmente viven en la boca y que crecen indebidamente por la predisposición hereditaria o malos hábitos higiénicos. Las enfermedades periodontales son infecciones orales que evolucionan con un incremento de bacterias debajo de las encías, y que también pueden provocar infecciones a distancia en otros órganos, entre ellos el corazón. La relación entre las infecciones de las encías y la isquemia coronaria, que ocasiona los infartos de corazón.
Se debería, según la SEPA, al efecto de las bacterias sobre las células implicadas en los mecanismos que provocan la arteriosclerosis y la obstrucción de las arterias por placas que bloquean su luz.

Las enfermedades cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte en nuestro país, con un claro origen en procesos de arteriosclerosis.
Y las enfermedades de la encía afectan a la mitad de los españoles, y ambas se caracterizan por que dan pocas señales de aviso. Las enfermedades de la encía evolucionan normalmente sin dolor hasta fases avanzadas, y los primeros síntomas que aparecen y que se llaman gingivitis son de inflamación, enrojecimiento e hinchazón de la encía.
Así como el sangrado de la encía al cepillarse los dientes o incluso de forma espontánea. Cuando las enfermedades periodontales evolucionan a un segundo estadio y se llaman periodontitis es cuando se despega la encía del diente formando bolsas periodontales que se caracterizan por la retracción de las encías.
Sensación de dientes más largos, movilidad o separación de los dientes, aumento de la sensibilidad dental, aparición de abscesos y flemones en la encía, y también mal aliento. Según la SEPA, las enfermedades periodontales pueden pasar desapercibidas mucho tiempo y para ello se recomiendan exámenes periódicos del odontólogo.Ya que el sangrado, que es el signo más frecuente y temprano, es menor en las personas fumadoras, pudiendo su ausencia resultar engañosa para el paciente. Los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares son el tabaco, la diabetes, la obesidad y el estrés, y coinciden con los de las enfermedades periodontales. El tabaquismo incrementa el riesgo de padecer enfermedades periodontales y los fumadores responden peor al tratamiento periodontal y tienen mayores posibilidades de volver a enfermar tras su tratamiento.

No hay comentarios: