martes, 17 de noviembre de 2009

OdontologíA en la GestacióN


Cuántas veces hemos oído a nuestras madres o abuelas decirnos: “Cada hijo me costo una muela”.
puede ser verdad pero no va relacionado a la pérdida de calcio de nuestros dientes, pues una vez formados estos no pueden devolver su contenido de calcio al cuerpo.
Y Dios en su maravillosa sabiduría le da al organismo la capacidad de generar el calcio necesario para el bebé.
Lo que sucede es que muchas veces aumenta el número de caries por otros factores:
· Durante el embarazo solemos tener languidez y eso nos hace comer pequeñas cantidades de comida pero más veces en el día.
Este hábito de picar entre horas esta relacionado con un riesgo más elevado de contraer caries.
· También los llamados “antojos”, hacen que comamos muchos cítricos que suelen erosionar la superficie del diente, o en horas avanzadas de la noche nos provoca cosas dulces.
· También los vómitos a repetición y el reflujo gástrico, dañan la superficie del esmalte.
La inflamación de las encías con sangrado está presente en casi el 80% de las mujeres embarazadas.

Pues en este tiempo se producen cambios significativos atribuidos a alteraciones hormonales de los estrógenos y progesterona.
Estas hormonas parecen alterar el ecosistema subgingival favoreciendo el crecimiento de algunos microorganismos en especial de la “prevotella intermedia” que es la causante de la enfermedad periodontal.
Pues estas hormonas sirven de nutrientes a este microorganismo.
La encía se pone de color rojo intenso, con una textura lisa y brillante, y además sangra con facilidad, aparece por lo general desde el segundo mes de embarazo y termina con el nacimiento del niño.

Si es que antes del embarazo ya las encías, estaban enfermas entonces empeorará durante estos meses y se puede llegar a apreciar un aumento de la movilidad de los dientes.
Que no mejorará al terminar el embarazo, sino que necesitará la mano del especialista.
Es común que la mujer embarazada presente cierto grado de temor hacia los tratamientos odontológicos, pero el embarazo no constituye ninguna contraindicación.
Un buen profesional sabrá tomar las medidas de protección necesarias, es importante en esta etapa tener un mayor cuidado de su salud bucodental, pues hay mucha relación entre la enfermedad periodontal y el parto prematuro.
Porque esta produce interlukina que es un mediador fisiológico que esta presente en los partos prematuros.

Es importantísimo aplicar una odontología preventiva, realizando una profilaxis dental idealmente antes del tercer mes de gestación, y así su dentista haga un buen diagnóstico y le enseñe la técnica adecuada de cepillado.
Para evitar problemas dentales a futuro, y poder sonreír abiertamente en esta bella e importante tarea de ser mujer.

No hay comentarios: