martes, 3 de noviembre de 2009

Tratamiento del diente AvulsionadO



La avulsión es el desplazamiento total de una pieza dentaria fuera de su alvéolo.
En estos casos, se produce la ruptura del paquete vásculo-nervioso, de las fibras periodontales y además, se ocasionan lesiones en el cemento, en el hueso alveolar y en los tejidos periodontales.

Cuando el paciente llega a la consulta, se deben evaluar las condiciones en que se presenta la pieza dentaria avulsionada, para poder realizar un diagnóstico y luego instaurar un tratamiento correcto.

Los dientes que han estado fuera de boca por 15 minutos o más no deberán ser reimplantados inmediatamente.
Pero deberán ser embebidos en un medio con un pH balanceado que reconstituya las células.
Se deberá dejar por 30 minutos antes de la reimplantación.
Trope y Friedman demostraron que los dientes guardados en solución salina balanceada de Hank (HBSS) no incrementaron la incidencia de reabsorción.

Se observó una ligera reabsorción de los dientes guardados en solución de Hank por 4 días.
Si el diente avulsionado ha sido guardado en solución salina normal o leche en el momento del accidente, el diente deberá ser embebido por media hora en HBSS antes de la reimplantación.
Debido a que la leche ni la solución salina, son capaces de restablecer los metabolitos de las células del PDL.
Los dientes con raíz inmadura avulsionados están sujetos a los mismos problemas de reabsorción radicular.

Pero poseen un potencial para la revascularización pulpar.
Sin embargo, no es solamente el grosor del forámen apical el factor crítico, sino también los procedimientos pre-reimplantación.
Si un diente avulsionado inmaduro ha estado por fuera por menos de 15 minutos, no deberá ser reimplantado sin antes haber sido embebido por 5 minutos en una solución de 1 mg/20 ml de Doxiciclina.
Si el diente ha estado extraoralmente por 15 a 20 minutos, no deberá ser reimplantado inmediatamente, pero deberá ser embebido inmediatamente en HBSS por 30 minutos y luego cincos minutos en Doxiciclina antes de la reimplantación.
En cada uno de estos casos el diente con ápice inmaduro deberá ser monitoreado semanalmente durante los primeros 30 días.


Para evaluar los signos de revascularización pulpar y reabsorción.
Si hay signos de reabsorción la pulpa deberá ser extirpada inmediatamente y los procedimientos de apexificación normal deberán ser instituidos.
Selvig y cols y Bjorvatn, demostraron que los dientes que han tenido un período extraoral largo han incrementado su incidencia de éxito con el uso de un régimen de Acido, Cítrico, Fluoruro de Estaño y aplicación tópica de Doxiciclina.
En casos donde el diente ha estado en seco por más de 120 minutos o más, normalmente el chance de éxito es muy pobre (1%).


Debido a que las células del ligamiento periodontal están necróticas, no se deberá intentar reconstituir estas.
Por lo tanto el ligamento periodontal se deberá raspar y la superficie radicular deberá ser tratada con una serie de químicos.
Primero el diente deberá ser humedecido con NOCL, lavado, ácido cítrico, lavado, luego será colocado en Fluoruro de Estaño al 1%, lavado, y por último será sumergido en solución de Doxiciclina 1mg/20ml.
La administración profiláctica de doxiciclina no afecta la revascularización pulpar o la ocurrencia de cambios inflamatorios.
La superficie radicular de los dientes extraídos puede contaminarse durante el tiempo extraoral, el cual se ha detectado en los coágulos sanguíneos, formados en el tiempo de la extracción o colocados dentro del lumen pulpar.
La doxiciclina no aumenta la frecuencia de la revascularización pulpar en dientes reimplantados, pero por otras injurias tales como las de los tejidos periodontales.
La aplicación tópica de doxiciclina sobre la raíz mejora el pronóstico, este medicamento probablemente controla las bacterias alrededor del lumen pulpar como también del alvéolo, incrementando el éxito del tratamiento.
El éxito de la revascularización depende en gran parte del control de la invasión microbiana en los tejidos pulpares.
Algunos estudios de dientes reimplantados y transplantados, con tratamiento sistémico de antibióticos no han disminuido la frecuencia de cambios inflamatorios periradiculares.

No hay comentarios: